Mujer sosteniendo su cuello en dolor - Voltadol

Dolor de cuello: Causas, síntomas y alivio

El dolor de cuello es un incordio. Ya sea porque has dormido en una posición extraña, sufrido una lesión previa o hecho un movimiento brusco –algo que todos odiamos cuando nos pasa– sentir un crujido en el cuello puede estropear tu jornada, en el mejor de los casos. Ahora podrás descubrir por qué se produce y qué puedes hacer para aliviar el dolor de cuello, de manera que moverte dibuje una sonrisa en tu rostro en vez de una mueca de dolor.

Cualquier persona puede sufrir dolor de cuello. De hecho, la mayoría lo experimenta de vez en cuando, generalmente debido a una mala postura o una sobrecarga muscular. Sin embargo, a veces el dolor de cuello está causado por una lesión, como el latigazo cervical, una caída o un golpe en los deportes de contacto. Si es tu caso, es probable que necesites atención médica.1

Síntomas del dolor de cuello

Los síntomas del dolor de cuello varían desde una simple molestia hasta un dolor muy agudo. La mayoría de los síntomas del dolor de cuello no son motivo de preocupación. Sin embargo, algunos síntomas pueden indicar un problema más grave que necesita atención médica. Te ayudaremos a descifrar cuándo el dolor de cuello es motivo de preocupación y cuándo no.

Hombre sosteniendo su cuello en un coche - Voltadol

Los síntomas y signos del dolor de cuello pueden ser2:

  • Rigidez o dificultad para mover el cuello
  • Rigidez o espasmos musculares
  • Dolor agudo
  • Malestar general y dolor
  • Dolor de cabeza
  • Dolor que se agrava cuando mantienes la cabeza en una misma posición, como al conducir o trabajar en el ordenador

Si el dolor de cuello se produce después de una lesión, caída o accidente, debes acudir al médico de inmediato. Podría ser una señal de que existe un daño que requiere tratamiento médico.

El dolor de cuello puede parecer mucho más espantoso de lo que realmente es. La mayoría de los dolores de cuello desaparecen solos recurriendo a remedios caseros.3 Sin embargo, si sufres alguno de los siguientes síntomas, será mejor que consultes a un médico:4

  • Dolor persistente que no mejora en días
  • Dolor de cabeza intenso
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Dificultades para agarrar objetos
  • Dolor que se extiende por una o varias extremidades

Causas del dolor de cuello

Básicamente, la parte superior de la columna vertebral y la médula espinal, nuestro cuello, está compuesto por siete vértebras que forman lo que se conoce como columna cervical. Por esa razón a veces nos referimos al dolor de cuello como dolor cervical. Entre esas vértebras existen unos discos de cartílago que brindan amortiguación. También hay nervios que se extienden por todo el cuello, así como músculos, tendones y ligamentos que nos permiten girar el cuello o mover y sostener la cabeza. El dolor en el cuello puede estar causado por una tensión o lesión en cualquiera de esas estructuras.5

Imagen que muestra las vértebras del cuello donde se produce el dolor - Voltadol

Según su causa, el dolor de cuello puede ser agudo o crónico–es decir, puede ser de corta duración y desaparecer rápidamente o puede adquirir un carácter duradero y recurrente–.

Mujer frente a un ordenador sujetando su cuello - Voltadol

Algunas de las causas del dolor de cuello agudo son:6
  • Posturas inadecuadas
  • Dormir en posiciones incómodas
  • Movimientos repetitivos
  • Radiculopatía cervical o nervio pinzado
  • Llevar un bolso pesado en el hombro
  • Traumatismo o lesión
  • Causas inespecíficas

Profesional médico que muestra una mujer postura adecuada - Voltadol

El dolor de cuello crónico puede estar causado por diferentes enfermedades.

A veces el estrés emocional también puede causar dolor en el cuello. La ansiedad, el estrés e incluso la depresión pueden hacer que los músculos del cuello se tensen demasiado, lo que desencadena ese incómodo dolor en el cuello.7

 

¿Cómo evitar el dolor de cuello?

  • Aplica calor en el cuello usando almohadillas térmicas o toallas tibias y húmedas, o date un baño caliente
  • Masajea y mueve el cuello
  • Estira el cuello8
  • Reduce el estrés9
  • Aplica hielo en la zona lesionada
  • Mantén una postura adecuada mientras estés sentado, de pie o caminando10
  • Duerme en una posición que le brinde un buen apoyo al cuello11
  • Haz ejercicios para fortalecer el cuello12
Gráfico que muestra cómo actúa Volatadol Gel en el cuello - Voltadol

Alivio del dolor de cuelloSi quieres disfrutar plenamente de todo lo que sucede a tu alrededor, como voltear la cabeza para ver a esa preciosa mariposa que vuela a tu lado, tendrás que centrarte en el alivio del dolor de cuello. La clave radica en identificar la causa de tu dolor de cuello y el tratamiento que sigas. Si tienes dudas, consulta a tu médico o farmacéutico.

Puedes probar los geles Voltadol, para dolores de cuello causados por contracturas, esguinces, distensiones y contusiones de los músculos, ligamentos, tendones o articulaciones. Voltadol y Voltadol Forte son medicamentos que poseen diclofenaco dietilamina, un poderoso ingrediente antiinflamatorio que combate el dolor y la inflamación en su origen para acelerar la recuperación natural. ¡Así podrás a volver a disfrutar de la alegría del movimiento!

Tratamiento

Enseñar referencias

Cerrar referencias

Explora los productos Voltadol para el alivio del dolor

Voltadol Forte 23,2 mg/g gel

Voltaren 23,2mg con diclofenaco Gel para el alivio del dolor articular y de espalda - Voltadol

Para el alivio local del dolor ocasional. Con tecnología Emulgel y un potenciador de la permeabilidad adicional para facilitar la penetración del principio activo través de la piel en la articulación o el punto de dolor.

Voltadol y Voltadol Forte son medicamentos

Saber más

Parches de calor Voltatermic

Parche térmico Voltaren para el alivio del dolor sin medicamentos - Voltadol

Parches flexibles y transpirables que brindan un calor relajante durante y hasta 8 horas cuando se aplica sobre la piel de la parte afectada. Voltatermic cumple la normativa de productos sanitarios.

Voltatermic cumple con la normativa de productos sanitarios

Saber más