Mujer sosteniendo su tobillo

Dolor de pie y tobillo: Causas, síntomas y métodos de alivio

El dolor de pie y el dolor de tobillo nos pasan una gran factura impidiéndonos realizar esas actividades cotidianas que nos aportan alegría y dan sentido a nuestra vida. Un pie o un tobillo dolorido se convierte en una traba para realizar numerosas tareas cotidianas: desde pasear a tu mascota hasta subir unas escaleras, correr hasta el autobús o practicar deporte. Echemos un vistazo a las causas más comunes del dolor de pie y tobillo para que puedas recuperarte rápidamente.

 

Sabías que:

 

al 46 % de las personas que sufren dolor, les duelen los tobillos1


al 59 % de las personas que padecen dolor, les duelen los pies2

Casi todos hemos sufrido dolor en el pie o el tobillo en alguna ocasión. Las causas del dolor en el pie y el tobillo pueden variar desde situaciones puntuales como unos zapatos incómodos, un esguince, una distensión o un hueso fracturado hasta enfermedades de mayor duración.

Encontrar el tratamiento adecuado para el dolor de pie y tobillo es fundamental. La disminución del nivel de actividad física que suele producirse como resultado del dolor en los pies y tobillos puede provocar nuevos problemas de salud en el futuro.3 Teniendo en cuenta que tendrás que mantenerte en pie durante gran parte del día, es importante que comprendas qué causa ese dolor para encontrar el tratamiento que te devolverá la sonrisa al caminar.

Síntomas del dolor de pie y tobillo

Cuando el dolor de pie y el dolor de tobillo no están causados por una lesión directa y dolorosa, como un esguince, es probable que sientas una molestia sorda e intensa que se agudiza cuando añades peso o aplicas presión.4

El pie es una estructura compleja formada por 26 huesos, 30 articulaciones y numerosos músculos, tendones, ligamentos y nervios.5 Debido a esa complejidad anatómica, tanto los síntomas del dolor de tobillo como los síntomas del dolor de pie pueden sentirse en zonas diferentes. Por ejemplo, puedes sentir dolor en los dedos de los pies o en el talón, en el arco del pie o en la articulación del tobillo.

Hombre ayudando a una mujer con su tobillo lesionado - Voltadol

Los síntomas y signos que indican que algo no anda bien en tus pies o tobillos incluyen:

  • Dolor! Puede ser agudo o sordo, o una molestia intensa en el pie o el tobillo
  • Hinchazón
  • Rigidez
  • Moretón
  • Enrojecimiento
  • Disminución del rango de movimiento
  • Incapacidad para soportar tu peso
  • Entumecimiento

Causas del dolor de pie y tobillo

Existen diferentes problemas que pueden ser la causa del dolor en los pies y tobillos, por ejemplo:

  • Tacones altos o zapatos que no se ajustan bien al pie6, los cuales pueden provocar dolor a corto plazo y causar juanetes a largo plazo7
  • Un hueso roto o una fractura8
  • Esguinces
  • Lesiones deportivas
  • Fracturas por estrés
  • Tendinitis o bursitis
  • Fascitis plantar9
  • Pies planos (a veces llamados “arcos caídos”)10

 

Pareja de ancianos corriendo en el parque - Voltadol
Mujer sujetando su pantorrilla con molestias - Voltadol

Tacones altos o zapatos incómodos

Usar zapatos incómodos puede ser una causa del dolor en los pies, sobre todo si pasas muchas horas de pie. En materia de calzado, a veces es mejor priorizar la comodidad a la belleza. Por tanto, elige unos zapatos que te brinden un apoyo adecuado durante todo el día. Si usas zapatos inadecuados, con el paso del tiempo puedes terminar desarrollando juanetes.

Los juanetes o hallux valgus son protuberancias óseas dolorosas que se desarrollan en la articulación donde el dedo gordo se une al pie, en la parte interior del pie.11 El dedo gordo del pie puede empezar a inclinarse hacia el segundo dedo, de manera que te dolerá al caminar.

Huesos rotos o fracturas

Una causa del dolor de tobillo y de pie bastante común es tener un hueso roto. Si te has roto o fracturado un hueso del pie o tobillo puedes notar alguno de los siguientes síntomas:12

  • Dolor punzante y repentino que aumenta con la actividad y disminuye con el reposo
  • Hinchazón
  • Hematomas
  • Sensibilidad
  • Deformidad (por ejemplo, tu pie podría deformarse o podrías notar que tu tobillo tiene un ángulo extraño)
  • Dificultades para caminar o soportar tu peso sobre el pie lesionado

Las roturas o fracturas suelen estar causadas por algún tipo de trauma, por ejemplo: una caída o un paso en falso, el impacto de algo pesado sobre el pie o un accidente de coche. La sobrecarga también puede causar fracturas por estrés: pequeñas grietas en el hueso que se forman con el paso del tiempo al hacer fuerza o realizar movimientos repetitivos.13

Esguinces

Los esguinces son una causa del dolor de tobillo bastante común. Se producen cuando los ligamentos se estiran, tuercen o desgarran, lo que provoca que el tobillo se hinche y duela. Podrías tener un esguince si sientes dolor, sensibilidad, debilidad, hinchazón, hematomas, espasmos o calambres musculares en el tobillo o el pie, y no puedes soportar peso sobre la pierna lesionada.14

Read More

Lesiones deportivas

La rigidez y el dolor en la parte posterior del talón podrían ser un signo de daño en el tendón de Aquiles. Este problema está causado por una tensión repetitiva o intensa del tendón que conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Cada vez que caminas, corres, saltas o te pones de puntillas usas el tendón de Aquiles, por lo que esta lesión suele producirse después de practicar deporte.

Hombre en la carretera estirando el pie y sujetando la pantorrilla - Voltadol

Fracturas por estrés

Las fracturas por estrés pueden producirse por el uso normal de un hueso debilitado.
También pueden ser producto de una lesión deportiva. De hecho, las fracturas por estrés son más comunes en las personas que practican ciertos deportes, como la gimnasia15 o carreras de larga distancia16.
Sin embargo, las fracturas por estrés también pueden producirse como resultado de la obesidad, ya que los pies y los tobillos soportan un peso adicional que genera una gran tensión.17

Hombre sujetando su espinilla y pantorrilla - Voltadol

Tendinitis o bursitis

Los tendones son las bandas de tejido que unen los músculos a los huesos. Si los usas mucho o se lesionan, pueden inflamarse causando lo que se denomina tendinitis.

La bursitis es una afección que afecta a los pequeños sacos llenos de líquido sinovial, llamados bursas, que protegen los huesos y tendones cerca de las articulaciones. Estos sacos también pueden lesionarse o inflamarse debido al uso excesivo, causando bursitis. Este problema es más frecuente en las articulaciones involucradas en movimientos frecuentes y repetitivos18.

Ambas afecciones pueden afectar tanto los pies como los tobillos. La tendinitis de Aquiles es uno de los problemas más comunes, pero si tienes los pies planos o arcos altos también tendrás un riesgo mayor.19

Fascitis plantar

Si sientes sensibilidad y un dolor en los pies que empeora a primera hora de la mañana cuando te levantas de la cama, es posible que tengas fascitis plantar. La fascitis plantar, causada por un daño en la banda de tejido que discurre en la zona plantar, puede provocar:20

  • Dolor entre el arco y el talón del pie
  • Dolor que empeora cuando empiezas a caminar y mejora con el reposo
  • Dificultades para levantar los dedos del suelo
Mujer frotando ambos pies - Voltadol

Pies planos

Los pies planos, también llamados “arcos caídos”, son una condición en la que la parte interna del pie presiona el suelo cuando estás de pie.1 Esto puede deberse al desgaste de los tendones debido al envejecimiento o por posibles lesiones22. Los pies planos son comunes y generalmente no son motivo de preocupación, pero en algunos casos pueden ser la causa del dolor en los pies, provocando rigidez y dolor23 en la planta del pie.

Gráfico que muestra cómo actúa Volatadol Gel en la espalda y tobillo - Voltadol

Alivio del dolor de tobillo y pie El dolor de pie y el dolor de tobillo pueden convertirse en un auténtico reto para tu vida cotidiana, en el mejor de los casos. Las personas que pasan gran parte del día de pie lo saben. Este problema puede afectarnos a todos, ya sea en el trabajo, al hacer las compras cuando salimos de la oficina o simplemente mientras caminamos hacia la puerta principal para abrirle a un vecino que ha pasado a saludar. Por ello, es comprensible que aliviar el dolor de tobillo y de pie sea una de tus prioridades.

Sigue leyendo nuestros consejos específicos para tratar el dolor en tus pies y tobillos, de manera que puedas recuperar tu movilidad y la alegría del movimiento.

Tratamiento

Dependiendo de la causa del dolor de pie o tobillo, podrías recurrir a diferentes tipos de analgésicos sin receta. Si no conoces la causa de tu dolor, será mejor que consultes a tu farmacéutico antes de elegir un producto.

Puedes probar la gama de geles Voltadol si el dolor o la hinchazón del pie o el tobillo se debe a esguinces, distensiones o lesiones deportivas que hayan causado un traumatismo en un tendón, ligamento, músculo o articulación de la zona. 

El gel Voltadol contiene un eficaz antiinflamatorio con acción analgésica que te permitirá retomar todas esas actividades sencillas que te hacen feliz, como bailar en el salón de tu casa mientras escuchas tu canción favorita. Lea atentamente el prospecto del medicamento y consulte al farmaceútico, para saber si Voltadol es el producto más adecuado para tratar tu dolor.

Si prefieres un tratamiento sin medicamentos, puedes probar las tobilleras VoltActive, unas ortésis de tobillo que apoyan la función articular y ayudan en la prevención de volver a lesionarse. Voltactive cumple la normativa de productos sanitarios

Persona usando gel de dolor Voltadol - Voltadol


Sigue leyendo nuestros consejos específicos para tratar el dolor en tus pies y tobillos, de manera que puedas recuperar tu movilidad y la alegría del movimiento.

  • Tratamiento del dolor de pie y tobillo

Si tus síntomas del dolor de pie o los síntomas del dolor de tobillo incluyen dolor severo o hinchazón o tienes una herida abierta, debes acudir el médico.

Persona con su tobillo envuelto - Voltadol

RICE - remedio casero para el dolor de pie

Remedios caseros, como el método RICE (por sus siglas en inglés), pueden ayudarte a aliviar el dolor en el pie o ese dolor en el tobillo. Inmediatamente después de sufrir un esguince en el tobillo puedes aplicar el método RICE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación.

  • Reposa el pie para evitar que soporte más peso;
  • Aplica hielo o una compresa fría (envuelta en una toalla) durante unos 10 o 20 minutos tres veces al día para reducir la hinchazón;
  • Comprime o envuelve el área con un vendaje elástico o un soporte (no demasiado apretado para evitar el adormecimiento u hormigueo en la zona) y mantén el pie elevado, preferentemente por encima del nivel del corazón (puedes acostarte reposando el pie sobre un cojín del sofá).24

Si te sigue doliendo después de tres días, es recomendable que acudas al médico o le pidas consejo a tu farmacéutico.

Enseñar referencias

Cerrar referencias

Explora los productos Voltadol para el alivio del dolor

Voltadol Forte 23,2 mg/g gel

Voltaren 23,2mg con diclofenaco Gel para el alivio del dolor articular y de espalda - Voltadol

Para el alivio local del dolor ocasional. Con tecnología Emulgel y un potenciador de la permeabilidad adicional para facilitar la penetración del principio activo través de la piel en la articulación o el punto de dolor.

Voltadol y Voltadol Forte son medicamentos

Saber más

Voltadol 11,6 mg/g gel

Voltadol 11,6 mg Gel con Diclofenaco para el alivio del dolor de espalda y muscular - Voltadol

Para el alivio local del dolor ocasional. Con tecnología Emulgel que permite que el ingrediente activo penetre a través de la piel hasta el origen del dolor.

Saber más