Volver

No dejes que el dolor te tumbe

El dolor es un contrincante fuerte y tiene un don para dejarnos tumbados, literalmente. Pero aunque sea tentador meterse en cama a reposar, lo mejor es subirse al ring, mantenerse en movimiento y dejar KO a ese molesto dolor.

  1. ¡Levántate de la cama!. Aunque cada dolor sea un mundo, en general, cuanto más reposamos, más tardamos en deshacernos del dolor y más intenso puede ser. Esto es porque llega menos sangre a la columna y menos nutrientes y oxígeno a los discos intervertebrales que se encargan de proteger el sistema nervioso de la espalda. En resumen, al dolor le gusta que reposes.
  2. Plántale cara. Para combatirlo, tendrás que utilizar todas las armas que estén en tu mano (como Voltadol) y tratar de seguir moviéndote. Así el flujo será mayor, ayudando a reducir la inflamación que puede ser la raíz de tu dolor de espalda y podrás seguir disfrutando de las cosas que más te gustan.
  3. Mantente en forma. Ante el dolor no se puede bajar nunca la guardia. Cuanto más flexibilidad y fuerza tengan tus músculos, más difícil será que el dolor te gane la batalla. Así que ponte en movimiento y sé más rápido que él.

Y por supuesto, si las molestias son muy fuertes o duran más de 7 días, vete al médico para que te realice un diagnóstico y te ayude con el tratamiento más adecuado para tu dolor.


Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!