Volver

10 trucos sorprendentes para ayudar a evitar el dolor de espaldaa

Para escapar o enfrentarte al dolor de espalda no necesitas remedios milagrosos. Necesitas tener en cuenta estos sencillos trucos: 

  1. Toma un huevo para desayunar. Además de estar muy ricos, los huevos tienen vitamina A (ayuda en la formación de los huesos y a reparar daños en los tejidos) y vitamina D (ayuda a absorber el calcio, esencial para tener unos huesos sanos).
  2. Come verduras. Pues sí, tus padres tenían razón. Además de aportarte calcio y vitamina D, también tienen vitamina C, vitamina K y Magnesio que son fundamentales para ayudar a mantener sanos los huesos, ligamentos y tendones.
  3. Consigue una tableta de chocolate. En los abdominales, ¡claro! Te ayudará a verte bien y, lo que es más importante, te ayudará a aliviar el dolor de espalda.
  4. Ojo a los isquiotibiales. Suena rarísimo, pero simplemente son unos músculos que recorren hacia abajo la parte posterior de cada muslo. Si están muy tensos debes estirar. De esta forma, conseguirás reducir el dolor. Para estirarlos, dobla el cuerpo hacia delante intentando tocar la punta de los pies y para cuando notes que se estiran demasiado.
  5. Apúntate a la moda del yoga. El yoga combina fuerza, flexibilidad y respiración para mejorar el bienestar fisico y mental. Además ayuda a aliviar el dolor de la espalda baja,estiras los músculos, mejoras la flexibilidad y contribuyes a la relajación. Eso sí, siempre que lo hagas sin Dolor De Yogui.
  6. Dile ciao al tabaco. Los fumadores son tres veces más propensos a tener dolor de espalda, tienen menos aguante al dolor y sus recuperaciones son más lentas. ¡Ya tienes otra excusa para dejarlo!
  7. Viaja ligero. Eso no es tan novedoso pero siempre está bien recordarlo: cargar con una mochila pesada es mala idea para tu espalda. Mejor, aprende a viajar sin dolor de mochila ni de maleta.
  8. Ríndete al amor. No dejes que el dolor acabe con tu vida sexual y aprovecha para probar nuevas posturas que no fuercen tu espalda. Además, el sexo es una gran medicina: los orgasmos tienen efecto analgésico ya que estimulan la zona del cerebro encargada de los umbrales del dolor.
  9. Respira con calma. El estrés es mal amigo de la espalda. Haz ejercicios de relajación, lleva una vida activa y pasa tiempo con tu familia y amigos para aliviar la tensión y olvidarte del dolor.
  10. Duerme como un bebé. Por un lado, dormir mal te hace más sensible al dolor. Por el otro, hace que aumente la grelina (sustancia que produce la sensación de apetito) y disminuya la leptina (sustancia que hace que te sientas lleno), que se ha asociado con un aumento en el Índice de Masa Corporal (IMC), el peso y el desarrollo de dolores de espalda.

Y en el caso de que sientas dolor, siempre puedes aplicarte Voltadol y obtener una ayuda extra.

 


Todos tenemos un amigo al que le duele algo
¡Compártelo!